domingo, 2 de octubre de 2011

Biografía Lingüística de María Moraga (4º ESO)

Hola, me llamo María Moraga Prado y vivo en Daimiel. Mi primera palabra en castellano fue papa, porque siempre que estaba conmigo no hacía nada más que repetirlo para que le llamara a él antes que a nadie por su nombre.
Mi primer colegio fue la Albuera, donde solo estuve los años de preescolar, y no estudie ingles porque allí no se daba en preescolar, asique llegue a mi nuevo cole sin saber nada, por lo que se me hizo más complicado que al resto, aunque no me costó mucho seguir la clase ya que a mi nunca se me han dado mal los idiomas y a parte no es que en esos años se de muchas cosas importantes de inglés. Cuando he ido creciendo, me he dado cuenta de que lo único que me gusta en el instituto son las letras porque las ciencias se me dan mal y son aburrida, asique desde que tenía nueve años, estoy en una escuela de idiomas para aprender inglés porque para mí es una lengua bastante entretenida y fácil de aprobar.
Luego , cuando pasé al instituto, vi que tenia la optativa de francés y al principio me daba una profesora que no me gustaba, por lo que lo fui dejando pero luego, no recuerdo como, esa profesora se dio de baja y me pusieron a Isabel, y con ella me encantaba la asignatura, por lo que me la cogí para segundo, y también lo aprobé con nota, pero en tercero cuando rellene la matricula me di cuenta de que había una nueva optativa a parte de la de taller, y como a mí siempre me ha gustado la historia, y en cultura clásica se daba la vida de los romanos y todo eso, pues me la cogí y la verdad es que no me arrepiento porque fue un año muy divertido donde aprendí muchas cosas, pero una de las que más me gustó y aun me mando cartitas con mi amiga Irene, fue el alfabeto griego, que todavía me lo se de memoria, fue una lástima que en cuarto ya no estuviera la optativa de cultura, pero había una mucho mejor, latín, que el año en tercero también tenía ganas de verlo porque me parecía muy interesante asique me cogí latín, y me gusto muchísimo, y aunque es algo más complicado porque yo no sabía al principio lo que eran las declinaciones ni que había más de tres conjugaciones, es bastante interesante y te das cuenta de donde vienen nuestras palabras y también aprendes un montón de palabras latinas que se siguen usando hoy en día, y lo más importante de todo, te ayuda a no tener tantas faltas de ortografía. Todavía recuerdo mi primera frase que me dijeron el latín, que me hizo mucha gracia: Mater tua mala burra est. Que no sabía lo que significaba pero que me hizo mucha gracia y me acuerdo que creía que significaba alguna clase rara de insulto, y cuando nos dijeron el significado, fue genial ver nuestras caras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada